Fondo MI VIVIENDA

NOTICIAS DEL SECTOR

Entrevista. El titular del MVCS reveló al Diario Oficial El Peruano que las 150,000 unidades habitacionales, que se construirán hasta el 2021 con el programa Techo Propio, estarán ubicados en las ciudades de Lima, Pisco, Tumbes, entre otras.

-¿Dónde estarán ubicadas las 150,000 viviendas nuevas que el Gobierno busca impulsar con Techo Propio?

–Las 150,000 viviendas nuevas proyectadas al 2021 estarán ubicadas en diferentes zonas del país, como Lima, Pisco (Ica), Tumbes y otras ciudades. Este año hay 66 proyectos inmobiliarios que se reactivarán, los cuales involucran 15,000 viviendas, como lo anunciamos el último jueves.

–¿Y en las otras regiones?

–Obviamente, cuando el Gobierno destina recursos para esas viviendas, está generando una demanda que hará acelerar los proyectos inmobiliarios y reactivar de manera inmediata los que están en marcha. Entonces, será el mercado mismo que hará concentrar los proyectos de viviendas en otras regiones.

–¿Los 4,500 millones de soles destinados a las 150,000 viviendas nuevas serán para aumentar el monto de los bonos o incrementar el número de beneficiarios?

–Estos recursos son para otorgar bonos de subsidio para esta modalidad de adquisición de vivienda nueva dentro del programa Techo Propio. Son recursos adicionales, por ejemplo, los 450 millones de soles para este año se destinarán al financiamiento de los bonos de las primeras 15,000 unidades que se construirían el presente año.

–¿Entonces no se incrementarán los subsidios para viviendas?

–No vamos a aumentar los montos de los bonos, la idea es orientar esta subvención hacia las viviendas sociales, cuyo costo sea hasta 81,000 soles de monto; es decir, el bono que se le entregará a cada familia estará alrededor de 28,000 a 30,000 soles.

–¿Pero no descarta más ayuda o facilidades para las familias que quieran adquirir una vivienda con Techo Propio?

–Los detalles del funcionamiento estarán en una resolución ministerial que en este momento está en revisión y en consulta con algunos gremios y entidades técnicas, y mañana debe abordarse el tema en el comité consultivo que tenemos sobre vivienda, con la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) y los colegios profesionales, y ahí se culminará la revisión de esta norma.

–¿Considera factible que las familias puedan acceder a una vivienda nueva pagando cuotas mensuales de 300 soles?

–Esa es la cifra que esperamos, cuotas mensuales desde 300 soles y puede llegar a 500 soles como máximo, así se ha estimado con el Fondo Mivivienda.

Además, como mencioné en el lanzamiento del programa, desde el 1 de abril se incorporarán otras entidades financieras [para que otorguen créditos de Techo Propio], pero seguiremos trabajando en otros mecanismos y formas para poder ir disminuyendo las tasas de interés y la participación de otras entidades financieras.

–¿Qué nuevos mecanismos serían o quizás nuevos programas?

–Básicamente, vamos a fortalecer Mivivienda y Techo Propio, en todas sus modalidades. Por ahí he visto algunas noticias que dicen que vamos a suspender Techo Propio; eso no es verdad, porque estamos dando un impulso este año para las viviendas nuevas, con recursos adicionales, sin afectar la modalidad de Construcción en Sitio Propio. Entonces, con estas medidas adoptadas y otras que anunciaremos, como que los recursos del Fondo Mivivienda sean solo para garantía y no sirvan de fondeo, de tal manera que le puedan dar garantía al crédito.

–¿También se buscaría reducir la tasa de interés de los créditos hipotecarios?

–A eso apuntamos, el tema de crear una cobertura de riesgo para incorporar más instituciones financieras, pues se cubriría parte de los riesgos que puedan darse, con la finalidad de que bajen las tasas de interés. Esas son las medidas que seguirán implementándose en el camino, además de una serie de mecanismos de simplificación de los trámites y procesos para la adquisición de viviendas.

–Para que se mantengan las cuotas en 300 soles, las unidades habitacionales no deberían subir mucho, y los terrenos cada vez parecen estar más caros, ¿qué se está haciendo al respecto?

–Estamos trabajando también en eso, tenemos el programa de generación de suelo urbano que está implementando algunos mecanismos para acelerar este trabajo. Pero para los proyectos iniciales que estamos mencionando [66 en total] ya existe suelo urbano.

–Otra necesidad es el acceso a redes de agua y desagüe, y, mayormente, los proyectos de Techo Propio están ubicados en zonas periurbanas, donde no siempre hay cobertura adecuada de estos servicios básicos.

–Hacia eso vamos [atender esa necesidad], acá hemos asumido el compromiso de cerrar las brechas en la zona urbana al 2021 y las viviendas que estamos promoviendo su construcción estarán en las zonas urbanas. Entonces, son dos temas que van en paralelo, porque no se puede separar los servicios de agua y saneamiento de la vivienda.

–La meta del Gobierno es construir 500,000 viviendas hasta el 2021, de las cuales 150,000 serán con Techo Propio, ¿con qué otras modalidades se promoverá el resto?

–Se está trabajando en ello; con el mismo Fondo Mivivienda queremos alcanzar un crecimiento importante, porque estábamos colocando más o menos 11,000 préstamos cada año y esperamos crecer sostenidamente. Estamos haciendo los ajustes finales para tener las cifras definidas; además, trabajamos en el impulso de las viviendas rurales, otro tema importante.

Hay varias cosas que estamos avanzando e iremos anunciando cada uno de los programas cuando definamos acciones y financiamiento.

Afinan programa de autoconstrucción

–Ministro, ¿y qué harán con la autoconstrucción?

–Nos preocupa mucho la autoconstrucción, pero es una realidad y no podemos cerrar los ojos a algo que existe, porque esta modalidad representa el 70% de las viviendas que se edifican en el país.

Por ello, consideramos que debemos alcanzar asistencia técnica, pues contrariamente a lo que mucha gente piensa no significa promover la autoconstrucción.

–Y la informalidad podrían decir también.

–Ni la autoconstrucción, ni la informalidad, en absoluto. Lo que hacemos es mirar una realidad palpable y entrar con asistencia técnica, de manera que las viviendas que la población autoconstruye cumplan los requisitos mínimos para garantizar la vida de las personas ante cualquier sismo de gran magnitud.

–¿Qué metas se ha trazado el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento en este tema?

–Estamos haciendo algunas estimaciones y cálculos; creemos que este programa lo tendremos en marcha este año, espero que pueda ser entre mayo y junio, con lo cual podríamos alcanzar 15,000 a 20,000 viviendas con asistencia técnica.

Los datos finales los estamos ajustando, porque estamos articulando muy bien cómo funcionará este mecanismo.

Hipotecarios

El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo, señaló que el Gobierno está evaluando la posibilidad de que el Banco de la Nación pueda entregar créditos hipotecarios a los sectores que no son atendidos por los grandes bancos.

“Es una posibilidad [el ingreso del Banco de la Nación] que sí estamos discutiendo. El presidente del Fondo Mivivienda sostiene reuniones importantes sobre este tema y otros con el Ministerio de Economía y Finanzas y la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, porque se trata de definir acciones de manera coordinada y concertada para no tener inconvenientes”.

Trujillo sostuvo que dicha propuesta está en etapa de evaluación y, de aprobarse, probablemente el próximo año el Banco de la Nación entraría a colocar créditos hipotecarios.

Manifestó que el ingreso de nuevas entidades financieras al sistema de créditos hipotecarios con el Fondo Mivivienda apunta a que se bajen las tasas de interés y se atienda a sectores que no son tomados en cuenta por los grandes bancos.