Fondo MI VIVIENDA

NOTICIAS DEL SECTOR

El gobierno impulsará la construcción de viviendas a través del programa Techo Propio en las zonas afectadas por el fenómeno de El Niño Costero, sin embargo, desde el sector empresarial consideran que se deben flexibilizar los requisitos para el otorgamiento de subsidios.

Más umbral. El programa otorga un subsidio de 3.5 UIT o S/14,175 soles para viviendas nuevas que tengan un valor de hasta 20 UIT o S/81,000, pero para el presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Marco del Río, deberían ingresar viviendas de un mayor precio.

 "Llegar a S/81,000 con el valor de suelo que hay está siendo muy complicado. Le hemos pedido al gobierno la posibilidad de que mantenga el bono, que son 8 UIT, pero suba [el rango de] precios hasta las 25 UIT, que son S/101,000 para que cuando salgan las familias, encuentren", comentó.

Nuevas viviendas. Si bien aún no es claro cuánto costará la rehabilitación y reconstrucción de casas en el país, Alfonso Braganini, de la Asociación de Empresas Inmobiliarias (ASEI), consideró que el estado deberá redoblar esfuerzos para reubicar a las personas que viven en zonas vulnerables.

 "De las partes malas, hay partes buenas. Hay una reconstrucción que se viene en ciernes y se está hablando de que será en zonas no vulnerables"

Alfonso Braganini, presidente de la Asociación de Empresas Inmobiliarias.

El Niño. Por otro lado, Marco Del Río propuso incrementar de manera temporal los subsidios a viviendas nuevas en las zonas afectadas por el fenómeno de El Niño.

"Si es que no hay suelo pero tiene que ofrecer vivienda tendría que dar en las zonas de desastre, en los departamentos que ha habido estos problemas un bono especial. Se podría decir que en los próximos dos años en las zonas A, B y C los proyectos de vivienda nueva tienen un bono especial", consideró.

Finalmente, ambos ejecutivos resaltaron que en los primeros dos meses del año, las colocaciones de nuevas viviendas se han mantenido en 700 por mes, una cifra que podría mejorar en los próximos meses si es que la demanda por la reconstrucción se reactiva.